PERFIL DEL (LA) DOCENTE

 
  • Es una persona equilibrada y justa con visión integral del proceso del desarrollo del estudiante ante quien interactúa con calidad y calidez humana.
  • Es abierto al cambio, tanto en sus métodos y estrategias como en su preparación y actualización permanente.
  • Es testimonio de fe en medio del pluralismo.
  • Vive su profesión como una vocación para ejecutar responsablemente y con acierto la función social que le corresponde.
  • Propicia una educación integral asumiendo la misión de la Institución Educativa Seminario.
  • Educa en la justicia mediante la vivencia de la justicia especialmente en los procesos evaluativos.
  • Se forma permanentemente ya que es conciente  que “se vive como se piensa y se piense como se lee”
  • Da testimonio de  virtudes humanas y cristianas como  formador de mentes y espíritus.
  • Asume la pedagogía de la presencia valorando a la persona humana sin perjuicio ni prejuicio, con sus potencialidades y  limitaciones.
  • Acompaña amistosamente a los estudiantes en un nivel de igualdad, mutuo respeto y, aceptación personal.
  • Vive su vocación de educador mediante el ejercicio permanente de sus capacidades, compromiso   y responsabilidad.
  • Se adecua al tiempo y al lugar,  formando  a los estudiantes para enfrentar la realidad.
  • Motiva y suscita en los estudiantes el interés por la auto superación.
  • Es protagonista y autor del currículo.